Enciclopedia de las especies automotriz

Todos los días al salir de nuestras casas nos enfrentamos una gran diversidad de

especies, con diferentes comportamientos y apariencias. Transportándote por la

ciudad es probable encontrar a una de las especies mas hostiles; los Peseros. Esta

clase de transporte tiene la apariencia de un camión pequeño que lleva a todo tipo de

mexicano. Lo mas temible de este ser es el conductor quien logrará hacer todo lo

posible por atacar, rebasar e insultar a los demás automóviles.

Otra especie común en la CDMX son los camiones. Este tipo de transporte es uno que

quieres evitar frente a ti ya que si te ocurre que te encuentres en esta situación

probablemente llegaras tarde a tu destino.

La siguiente especie de transporte que analizaremos son dos ramas que viven en

constante competencia, los taxis y los Ubers. Los taxis generalmente son agresivos al

manejar, aunque no tanto como los Peseros, estos pueden ser distinguidos gracias a su

color de pintura y llevan décadas existiendo en la ciudad. Los Ubers son una nueva

raza de transporte que se encuentra en peligro al cruzarse frente a un taxi: este utiliza

el camuflaje como método de defensa contra ellos. Los Ubers iniciales contaban con

varias comodidades y elegancia que los distinguía de los taxis y los hacían superior.

Con el tiempo esta especie ha evolucionado a ser mas agresivos en la calle y a ofrecer

un trato mas común ha los clientes, lo que actualmente los a vuelto mas similares a

los taxis.

A continuación veremos una especie que para sobrevivir acecha las calles de forma

sigilosa para atrapar a su presa: las patrullas. Esta especie se esconde en los cruces

para observar el momento preciso en el que un conductor rompa alguna ley. En el

momento en el que la patrulla ve a su presa prende sus sirenas y acelera a detener a

su víctima. Pero no te preocupes, si este caso te llega a suceder puedes lograr escapar

dándole al conductor una carnaza de alrededor de 200 pesos, conocida como la

famosa “mordida”. En el momento en el que le entregues su mordida al oficial te

dejará en paz y podrás seguir con tu trayecto.

La siguiente especie que veremos es una que se encarga de proteger a su líder: los

guarros.

Esta especie generalmente se transporta en camioneta negras y es muy peligroso

cruzarte en su camino ya que harán todo lo que puedan por quedarse atrás de su jefe.

Se te meterán, te cerraran el camino y no te dejaran pasar.

Manejar en la ciudad de México es peligroso, pero es aun mas riesgoso si perteneces

a la familia de las motos. Esta rama de especie va a grandes velocidades metiéndose en

el camino de los demás autos, están totalmente sin protección, su único sistema de

defensa es su velocidad y agilidad. Una especie menos hostil pero igualmente


peligrosa es la señora que no se detiene. Esta especie generalmente se transporta en

un coche rojo o de algún color claro. Siempre va a pensar que es su turno de pasar y

que le darás el turno, el resultado de esto son pequeños accidentes.

Después de haber analizado algunas de las distintas especies que acechan las calles

de México podemos hacer la conclusión de que todos los días se arriesgan los civiles a

ser parte de un accidente, una golpiza o algún insulto. Por otra parte el lado positivo

de tener esta gran variedad de fauna automotriz es que los mexicanos se vuelven unos

expertos en sobrevivir a la rudeza de las calles y podemos concluir que toda esta

diversidad es en parte lo que le da su sabor chilango al país.

Oliver Rajsbaum Nierman.

Sexto de bachillerato.

"Historias en proceso".

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon