El Pipila

La leyenda del Pipila es una de las historias mas peculiares a lo largo de la tradición

mexicana, es una historia de valentía y orgullo pero al mismo tiempo, de sacrificio y muerte. La leyenda relata la historia de la travesía de Jose Juan de los Reyes Martínez, mejor conocido como “El Pipila”, en su lucha y contribución a la derrota española en la guerra de independencia mexicana.


El Pipila era un campesino humilde y de bajos recursos, él como muchos otros

campesinos se unieron a la causa de luchar por la independencia mexicana; luchar contra las injusticias y conseguir la igualdad social en una nueva república. El Pipila representa al Mexicano promedio, al campesino sufriente, que usualmente está callado y oprimido, que solo tiene una voz que rara vez se escucha pero unido a sus colegas es un grito muy poderoso. Es por eso que el Pipila es un icono tan querido en la cultura mexicana, el no es un héroe burgués, no tenía nada más que coraje y valentía, supo que para que las grandes cosas pasen uno debe de hacerlas.


Los Mexicanos son un pueblo que le gusta soñar, siempre creen que el futuro puede ser

mas brillante, nos gusta creer que sí se puede y que nada es tan difícil. Al mismo tiempo es un pueblo conformista que se deja subyugar y que no lucha cuando debería. El Pipila es el ejemplo de lo que pasa cuando el mexicano decide luchar, tener el coraje de generar un cambio y de activamente buscarlo. El pipila representa lo que es salirse de su zona de confort y con sudor en la frente, una antorcha en mano y una piedra en la espalda salir a lo desconocido, a ese aterrador camino en el que nada es seguro, en donde fallar es mas probable que ser exitoso. En cierto modo él vive adentro del corazón de cada mexicano y mexicana todos los mexicanos tienen ese

espíritu de lucha ante la adversidad.


Cuando El Pipila entró en la Alhondiga de Granaditas cargaba en su espalda una lapida

de piedra que representaba un gran peso en sus hombros. El estaba cansado y hasta espantado en frente de el estaba el símbolo de poder español más grande en todo Guanajuato. Por las ventanillas de la construcción cientos de tiros intentaban derribarlo y lograr que fallara en su misión, pero la convicción del Pipila era única el prendería en llamas de una vez por todas el portón del símbolo de opresión que estaba frente a él. El buscaba un cambio derribar las montañas de mugre que se habían lentamente construido sobre los hombros de los mexicanos en los que los españoles se regocijaban y disfrutaban de una realidad alterna que el mexicano no conocía. Hoy en día en Mexico hace falta que mas gente libere a su Pipila interior, gente que no sea de muchas palabras sino de muchas acciones, que se deje la demagogia y se usen las manos.

A lo largo de la historia mexicana han existido muchos diferentes Pipilas que en

su manera deciden actuar y luchar y no parar hasta conseguir su cometido, ese es el verdadero héroe y símbolo mexicano, esa es la verdadera leyenda que inspira a tantos.

Carlos Metta Harari.

Sexto de bachillerato.

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon